Historias de fantasmas para leer en la oscuridad (1ª parte)

Prácticamente muere en un ascensor.

Escuché esto en el momento en que se encontraba en Corea. Un día una muchacha se encontraba caminando a casa durante la noche tras el trabajo o bien algo de esta forma. Se encontraba obscuro y cerca de la medianoche. Vivía en un apartamento donde había un ascensor. Se metió en el ascensor y en el momento en que la puerta se encontraba a puntito de cerrarse, un hombre extraño con una sudadera con capucha rojísima entró en el ascensor. Se excusó por atemorizarla y le preguntó a qué piso se dirigía, sin llevar a cabo contacto visual. le ha dicho por temor y el hombre de manera casual presionó el botón y el de abajo. Mientras que iban en sendero, le solicitó su celular si podía utilizarlo mas se negó por supones y se aisló en la esquina. Tras unos segundos de silencio, el ascensor llegó al piso inferior al que se dirigía la muchacha y la puerta se abrió. El tipo salió lentamente de la puerta y se dio la vuelta viendo hacia el ascensor y la muchacha, y se quedó mirándola fijamente sin llevar a cabo ningún movimiento. Lentamente la puerta empezó a cerrarse y desde el hueco, ha podido verle rotando hacia las escaleras… sacando un cuchillo de su bolsillo.

Algo se encontraba utilizando su piel.

«Papá, tuve una pesadilla».

Parpadeas los ojos y levantas los codos. Tu reloj reluce en colorado en la obscuridad, son las 3:23.

¿Deseas meterte en cama y contármelo?

«No, papá».

La extravagancia de la situación te lúcida más absolutamente. Solamente puedes observar la pálida forma de tu hija en la obscuridad de tu habitación.

«¿Por qué razón no, cariño?

Pues en mi sueño, en el momento en que te conté el sueño, la cosa que llevaba la piel de mamá se sentó. Durante un momento, te sientes paralizado; no puedes sacarle los ojos de encima a tu hija. Las cubiertas tras empiezan a desplazarse.

Mi abuelo fallecido pasó por la vivienda.

Un par de días tras la desaparición de mi abuelo, el guarda de seguridad del vecindario llama a nuestra puerta un domingo por la mañana. Nos ha dicho: «Un viejo vino a tu casa antes, llamó a tu puerta a lo largo de media hora, y por último salió. En el momento en que le pregunté qué deseaba, me mencionó que precisaba despedirse de alguien a quien jamás había tenido la posibilidad de entender». Estábamos todos confusos, no teníamos ni la más mínima idea de quién era este viejo, o bien a quién procuraba. En el momento en que el guarda entró, chilló: «¡¡Es el viejo!!» señalando una foto de mi abuelo. Mi familia se congeló por un minuto. No estoy 100% seguro de si el guarda decía la realidad, mas prácticamente me agrada pensar que mi abuelo deseaba despedirse de mi hermana recién nacida, antes de reposar en paz.

¿Quién se encontraba rotando el pomo de la puerta?

En el momento en que mi familia pasó por instantes bien difíciles debimos mudarnos a una pequeña casa donde nuestro tío se había matado a balazos últimamente. Lo había realizado por su depresión una vez que su mujer tuviese una sobredosis de pastillas y muriera el verano previo. Todo sucedió tan veloz que en el momento en que nos mudamos, todavía había algo de sangre en entre las habitaciones. Mas en la tercera o bien cuarta noche de vivir allí, mi hermana y , que compartíamos una habitación en la pequeña casa, nos amanecíamos en nuestra habitación jugando a los juegos para videoconsolas cerca de las 1-2 de la mañana, en el momento en que alguien llama a nuestra puerta. No pensamos en nada y chillamos a quien estuviese fuera de nuestra puerta que entrara. No hubo respuesta. Otro golpe. Nos paramos y observamos fijamente a la puerta y viene otro golpe, el pomo hace una rotación completa y se encaja tal y como si alguien lo girara y lo soltase muy velozmente. Me levanto y abro la puerta aguardando ver a una de mis hermanas o bien a mi madre, las únicas personas de la vivienda. Abrí la puerta y miré fijamente hacia un pasillo vacío. Anduve por el pasillo y miré a la otra habitación, mis 2 hermanas inferiores y mi madre estaban intensamente dormidas.

Había un mensaje alucinante en nuestra televisión.

Tengo uno realmente bueno que es verdaderamente cierto; me pasó a mí. Esto podría ser un sueño, mas testifico hasta hoy que lo que vi fue un espectro. Conque aquí estoy, una muchacha compradora que se despertó en la mitad de la noche. Hoy día estoy distribuyendo una litera con mi hermano, y estoy en la litera de arriba. Miro a mi salón y veo que todo está obscuro, mas hay un individuo con un vestido a la noche empolvando el mantón de mi chimenea. La mujer era delgada, lo que me tomó desprevenido por el hecho de que mi madre es obesa. Chillé «¿Mamá? A quien empolvaba el mostrador, y la persona se dio la vuelta. No era mi madre, sino más bien una mujer más grande. De pronto, chilla y su cara se desfigura dificultosamente. Era como esa mierda que se ve en las películas de terror, como absurdamente aterrador en especial para un niño pequeño, parpadeo mis ojos y se fué. De alguna forma volví a la cama, y por la mañana siguiente fui a mi salón de estar y me percaté de que si bien la televisión se encontraba apagada, había algo «escrito» en la pantalla. Afirmaba: «No poseas temor». El artículo se desvaneció lentamente, y nadie más lo vio. De joven, esto fue, y todavía es, increíblemente aterrador para mí.

Jugando al refugio con Alli.

Todavía tengo recuerdos frescos de esto.

En el momento en que era muy joven, de unos tres o bien 4 años, recuerdo que tenía una amiga llamada Alli.

Alli vivía conmigo y jugaba al refugio con en el patio trasero. Alli era un año más grande que . Alli amaba a mi madre mas no se quedaba lo bastante para conocerla.

Mi mamá no pensaba que tenía una amiga llamada Alli, le afirmaba, y mi mamá primero puso una cara muy blanca y me mencionó que parara, y Alli no es verdadera.

Bueno, una noche Alli me mencionó que debía irse, conque lo logró. Jamás más supe de .

Un avance veloz a en el momento en que tenía 16 años, y mamá me mencionó que antes que naciese tenía una hermana llamada Alli, y que había fallecido gracias a adversidades (idr cuál era el inconveniente, algo sobre sus pulmones creo).

Mi madre me afirma que probablemente todo fue una coincidencia puesto que a lo largo de ese tiempo se se encontraba divorciando y deseaba un amigo.

Mas todavía recuerdo todo sobre Alli, y me niego a pensar que todo era fingido.

El hombre que viene y nos charla durante la noche hasta el momento en que nos quedamos dormidos.

Tengo 4 primos pequeños que jamás conocieron a mi abuelo, murió antes que naciesen. Una mañana, bajaron corriendo a desayunar como acostumbran llevarlo a cabo. Mientras que mi tío preparaba la comida, uno apuntó el frigorífico y ha dicho «¡es ! Mi tío, sin meditar bastante en ello, ha dicho «¿quién?» y miró. Estaban señalando una foto de mi abuelo que jamás llegaron a entender. Mi primo respondió: «El hombre que viene y nos charla durante la noche hasta el momento en que nos quedamos dormidos en ocasiones».

«Por favor, dile a la pequeña que salga de mi habitación.

Trabajé en el momento a la noche como enfermera de cuidados paliativos en una vivienda de reposo muy grande y vieja. Es esencial apuntar que este hogar y la organización religiosa que lo dirigía son hoy día una parte de la investigación real de la respuesta institucional al abuso de pequeños. Las enfermeras que habían trabajado allí a lo largo de más de 30 años acostumbraban a recrearse diciendo al personal más joven que en el momento en que se usaba como un hogar infantil acostumbraban a sepultar a los pequeños que morían en el jardín de rosas. Este viejo jardín de rosas se encontraba aparentemente bajo una exclusiva ala del hogar.

Al menos 4 ocasiones en mis un par de años de trabajo allí tendríamos jubilados, cerca de la desaparición, pacientes lúcidos, completamente lúcidos en la mitad de la noche y nos solicitarían «por favor dile a la pequeña que salga de mi habitación» o bien «por favor saca a ese niño de la esquina, me está viendo».

Estar en este colosal, obscuro, viejo y alucinante edificio que tenía una historia muy horrible y después que eso sucediera… A la mierda, jamás haría mis rondas solo en el momento en que sucediese, ¡era aterrador! Hacía que se me enfriara la sangre y que un amigo trabajara conmigo el resto de la noche.

Tampoco fui la única persona a la que le pasó esto. Fue un hecho regular.

La escritura espectral apareció en la pared con pintura.

En el momento en que se encontraba en la secundaria, mi familia debió mudarse del centro de Texas al oeste de Texas por el trabajo de mi padre. Estábamos bajo bastante estrés y otros inconvenientes familiares en ese instante asimismo, mas eso no posee relevancia. Mi hermana y mi madre estaban pintando las paredes de arriba mientras que preparábamos la vivienda. Mi madre se encontraba en la pared del radical derecho, había una pared en blanco en el medio, y mi hermana se encontraba en el radical izquierdo. se encontraba abajo empacando cosas en cajas. De todas formas, de pronto, mi hermana baja las escaleras (es más grande que ) con un aspecto muy asustado. Me solicitó que subiese. En la pared entre , sin razón aparente, apareció esta «escritura». Viendo de cerca, se puede observar que no fue escrito por incidente, sino más bien por enormes trazos hechos por una mano humana. El inconveniente es que la huella de la mano es bastante grande a fin de que alguno de tres la lleve a cabo. Cuanto más tiempo estuvimos en la habitación, más nos asustamos al percatarnos de que nadie le se encontraba gastando una broma a nadie. Todavía no tengo una explicación hasta hoy de lo que significa.

Este número fué desconectado.

Hace unos años, mi hermano recibía una llamada en su celular entre las 2:00 y las 3:00 a.m. todas y cada una de las noches. respondía y era un estruendos infernal. Como estática mezclada con chillidos. Cambió su número de móvil inteligente tras un mes de esto y se detuvo.

Entonces, tras una semana aproximadamente, empezó nuevamente. Exactamente el mismo estruendos. El mismo tiempo. Al final, un día decidió regresar a marcar la llamada. Era un adulto mayor que no tenía ni la más remota idea de lo que hablaba. Aún de este modo las llamadas persistieron. Si no respondía, llamaría varias ocasiones más. No se dejaban mensajes.

Decidió decir «al demonio». Acabó su contrato con su compañía telefónica, cambió a una exclusiva, y después consiguió otro número nuevo. Lo adivinó, las llamadas estáticas gritonas prosiguieron tras un corto retardo. A esta hora se encontraba aterrorizado todas y cada una de las noches. No se encontraba seguro de por qué razón sucedía esto. Volvió a marcar el número y logró un individuo diferente.

Por esta época perdió su trabajo y su teléfono. Las llamadas se detuvieron, como es natural. Su teléfono se encontraba desconectado en este momento. Conque un día mi madre me solicitó que escuchase este extraño mensaje que recibió en el teléfono de nuestra casa.

Fue el grito estático. Se lo exponemos a mi hermano y se atemorizó. Volvió a marcar el número y mencionó que en esta ocasión el número se encontraba desconectado.

No volví a entender de tras eso.

La hermana tiene su teléfono.

En el momento en que mi hermana era joven, mis progenitores le lograron un «teléfono» personal, un teléfono fijo a fin de que se sintiese «particular» (sí, era plus mimada). Era un teléfono fijo de prepago, conque esencialmente nadie podía llamar si se quedaba sin saldo, como un móvil. De todas formas, cada noche a las 3 de la mañana su teléfono sonaba. Afirmaba que había un hombre en la otra línea, y se amedrentaba bastante y venía corriendo a mi habitación. Llegó al punto en que le solicité que por favor desconectara su teléfono antes de irse a reposar por el hecho de que se se encontraba volviendo increíblemente molesto ser despertado cada noche por esta «persona» que la llamaba. Para ser sincero, desde el momento en que tenía diez años, creí que solo eran esas estúpidas películas de temor que le agradaba ver. Por último se deshizo del teléfono.

En todo caso, recuerdo que esto se detuvo. Hace unos años estuvimos comentando de esto, y confesó que su teléfono proseguía sonando aun tras haberlo desconectado, con lo que mencionó que por el momento no lo deseaba. No recuerda lo que la persona al otro lado decía, o bien quizás solo lo bloqueó totalmente.

Verificando el medidor.

Mi vieja maestra se encontraba sola en el hogar en el momento en que era una pequeña, en algún instante de los 70 probablemente. Un hombre llamó a su puerta y abrió la puerta primordial mas sostuvo la puerta de la pantalla clausurada. Mencionó que era de la compañía de gas y que deseaba charlar con sus progenitores. le mencionó que no estaban en el hogar y , sin perderse nada, procuró ingresar por fuerza en la vivienda. En el momento en que halló que la puerta de la pantalla se encontraba clausurada con llave sacó un maldito cortador de cajas y comenzó a recortar la pantalla. Mi profesora corrió a ocultarse en un cesto de ropa en el armario de sus progenitores. Mencionó que se sentó allí unos diez minutos antes que va a llegar la policía. Merced a Dios que una vecina vio todo y llamó a la policía o bien probablemente estaría fallecida. Asimismo para poner la cereza en el maldito helado alucinante, hallaron al entrometido escondido en el ático.

No solo en cama.

Hace algunas semanas mi novia y estábamos durmiendo juntos, en el momento en que me desperté con diciendo «¿Qué haces?» En ocasiones charla en sueños, mas esto sonaba tan congruente y urgente que me despertó y le pregunté de qué hablaba. Entonces se despertó y mencionó que creía haber visto a alguien en el final de la cama. Suponiendo que era solo un sueño, o bien una alucinación semi-lúcida, no pensamos nada de eso y volvimos a reposar. Cerca de una hora después, me desperté y vi a alguien parado en cama, con las sábanas envueltas y retorcidas hasta el cuello. No sabía qué llevar a cabo, mas lo primero que salió de mi boca fue «¿Qué haces?» Mi novia entonces me despertó. Había estado soñando precisamente lo mismo que , y dije precisamente lo mismo.

Un hombre viendo por la ventana.

En el momento en que era niño, uno de mis mejores amigos me contó una situación muy alucinante que lo implicaba a , a su hermano menor y a un hombre en la ventana. En el momento en que mi amigo y su hermano menor eran más jóvenes compartían un dormitorio. Están separados por ciertos años, mas su hermano menor nació con una multitud de problemas médicos distintas, introduciendo la esclerosis múltiple, y está confinado a una silla de ruedas y no puede cuidarse a sí mismo. Conque, para observarlo a lo largo de la noche en el momento en que sus progenitores no podían, compartieron un dormitorio.

Una noche mi amigo se despertó a la suerte sin razón particularmente y pasó a ver a su hermano menor, mas apreció algo muy asombroso; una extraña silueta de un hombre con un sombrero de copa viendo por la ventana tras la cuna de su hermano menor. Lo primero que logró mi amigo fue saltar y prender la luz, y después corrió a la habitación de sus progenitores para contarles lo que vio. En el momento en que sus progenitores volvieron a su habitación para investigar, su hermano menor tenía un ataque en su cuna.

Ciertos de sus familiares aseguran que fue el ángel guardián de su hermano menor el que se encontraba en la ventana esa noche; mi amigo piensa que fue la desaparición.

Todo todavía es bastante inquietante para mí.

Vio huellas del tamaño de un bebé en las ventanas.

Mi amigo y ciertos de sus compañeros de facultad iban a una cacería de espectros, y habían oído charlar de un cementerio donde habían sepultado a pequeños asesinados por su madre. El cementerio se encontraba situado fuera de la carretera primordial, conque mi amigo estacionó su coche a un lado de la carretera, y el conjunto (5-7 personas, creo) salió y prosiguió el pequeño sendero a través del bosque por unos cuantos minutos para llegar al cementerio.

Una vez allí, no pasó nada enternecedora a lo largo de los primeros diez minutos aproximadamente, y habían probado todo cuanto el sitio o bien adondequiera que escucharan la historia les afirmaba que hiciesen, sin que nada resultara. Se aburrieron, y siendo los habituales universitarios borrachos, comenzaron a burlarse del supuesto espectro de la madre. Esto continuó a lo largo de unos minutos antes que se cansaran, y eligieron regresar al vehículo en tanto que entre las chicas debía ir al baño.

Cuando volvieron al turismo, mi amigo, el conductor sobrio, procuró abrir la manilla sin abrir el turismo pues no lo había cerrado con llave primeramente, mas lo halló cerrado. Atribuyó esto a la mala memoria en ese instante. El conjunto condujo a casa, riendo y comentando tal y como si fuera habitual. Tras dejar a todos los otros en sus viviendas, volvió a su casa. Entró al tiempo que uno de sus compañeros de cuarto, que se detuvo y aguardó a que va a llegar. El compañero de cuarto tenía su teléfono apagado, y encendió la luz de la ventana en el momento en que su amigo entró como una broma. Lo que vio fueron pequeñas huellas del tamaño de un bebé por todas y cada una de las ventanas. Tan rápido como mi amigo salió, entró en la vivienda sin decir una palabra al compañero de cuarto. El compañero de cuarto, confundido, volvió al turismo y también procuró frotar entre las huellas. Estaban dentro de la ventana.

Hasta hoy, mi amigo no charlará de su viaje a casa tras dejar a sus otros amigos, y desde ese momento vendió el turismo sin regresar a conducirlo.

Mi amiga me llamó tras fallecer.

Es una historia real. Mi mejor amiga murió de cáncer en 2002. Estábamos muy unidos en todo sentido y pasábamos la mayoría de nuestro momento de libertad juntos. Prácticamente un año tras su muerte, se encontraba en mi apartamento durmiendo y mi teléfono sonó cerca de las 3 am – tenía uno de esos sony erricson t610. Se encontraba muy confuso y cogí el teléfono de mi mesita y lo miré. Vi que era el número de mi amigo. Instantaneamente me desperté y respondí el teléfono con mucha curiosidad. Dije hola varias ocasiones mas todo cuanto pude oír fue una fuerte estática a lo largo de unos 30 segundos. Por último la llamada acabó. En ese instante me atemoricé y volví a llamar al número solo para conseguir una recodificación automática de que este número se encontraba fuera de servicio. Entonces llamé a la vivienda de su madre para poder ver si probablemente su hermana más grande podía tener el viejo teléfono de mis amigos y podría haberme llamado por incidente, mas no hubo respuesta en casa de la madre de mis amigos. Vengo a saber que el resto de la familia se encontraba en Miami. En el momento en que llegaron a casa unos días después, les llevé el teléfono y les mostré el registro de llamadas y no me creyeron. Fueron a la habitación de mi amigo y sacaron el teléfono del cajón donde había estado guardado a lo largo de meses… la batería está fallecida.

Un espectro perseguía la habitación del hotel.

Un hombre va a una pensión. Mientras que se registra, el dueño le afirma que la habitación de al costado es reparada, conque no abra la puerta ni nada. El hombre va a su habitación, deja sus cosas, mas entonces se aburre. Hurgue un tanto en la vivienda, y sin nada más que llevar a cabo, escoge ver la habitación que precisa ser reparada. Procura abrir la puerta y está clausurada con llave. Se pregunta por qué razón el dueño se incordiaría en advertirle sobre esta habitación en tanto que está clausurada con llave. Lo que sea. Se asoma por el ojo de la cerradura, y la habitación de sobra allí no es reparada. Está absolutamente vacía, salvo por una figura en el otro lado si la habitación está sentada en una silla en frente de la pared. El hombre se levanta nuevamente, se atemorizó. Para cerciorarse de que no se encontraba imaginando cosas, se inclina y mira por la cerradura otra vez. En esta ocasión no ve la figura, ni la habitación en lo más mínimo, solo el color colorado, tal y como si alguien estuviese bloqueando el ojo de la cerradura con papel de construcción.

El hombre se marcha a la cama. En el momento en que está desayunando con el dueño por la mañana siguiente, el hombre le pregunta de casualidad sobre las reparaciones en la habitación de al costado. El dueño suspira y afirma, ‘¿Realmente? No alquilo esa habitación por el hecho de que muchas personas me dijo que está hechizada por un espectro de ojos colorados».

Retratos retorcidos colgados en las paredes.

Había un cazador en el bosque, que, tras un film día de caza, se encontraba en la mitad de un inmenso bosque. Se encontraba obscureciendo, y habiendo perdido su orientación, decidió dirigirse en una dirección hasta el momento en que se despejara del follaje poco a poco más opresivo. Tras lo que parecieron ser horas, se halló con una cabaña en un pequeño claro. Al saber lo obscuro que había crecido, decidió ver si podía quedarse allí durante la noche. Se aproximó y halló la puerta entreabierta. No había nadie dentro. El cazador se cayó en cama individual, decidiendo detallarse al dueño por la mañana. Mientras que miraba alrededor, se sorprendió al notar las paredes adornadas con varios retratos, todos pintados con increíble aspecto. Sin salvedad, parecían estar mirándole fijamente, sus aspectos retorcidos en miradas de odio. Viendo hacia atrás, se sentía poco a poco más incómodo. Realizando un esfuerzo concertado para ignorar las muchas caras de odio, se volvió hacia la pared y, exhausto, cayó en un sueño alterado. Boca abajo en una cama ignota, se volvió parpadeante con una luz del sol inopinada. Viendo hacia arriba, descubrió que la cabaña no tenía retratos, solo ventanas.

Vio una figura sombría que no ha podido argumentar.

Mi casa fue construida en 1904. Es una vivienda unifamiliar, con composición de madera sobre cimientos de bloques de hormigón. He estado viviendo aquí a lo largo de unos 12 años. De todas y cada una de las cosas extrañas que mis hermanos y vimos u oído en esta casa, esta es mi preferida. Esto le pasó a mi hermano. Hace unos diez años, mi hermano y sus mejores amigos comenzaron una banda de estacionamiento tocando eminentemente ‘rock en castellano’, música opción mas en castellano. Sus amigos solo podían reunirse cada domingo por la tarde. Practicaban hasta la noche, comunmente lo dejaban a las 8 pm, era la hora a la que acostumbraba a manifestarse y me iba a la cama, por el hecho de que trabajaba en el momento a la noche. Esto ocurría a fines de otoño, conque los días se acortaban, terminaban de finalizar una extendida sesión en el momento en que se tomó la resolución de proceder a otra casa. Mi hermano le entregó las llaves del coche a su amigo a fin de que tengan la posibilidad de cargar el conjunto, todos habían salido del sótano, la parte bien difícil era que debían caminar hasta la parte posterior del sótano, subir las escaleras traseras, atravesar la puerta de la cocina, bajar el pasillo hasta la salón de estar y salir al porche delantero. Todos estaban afuera sentados en el camión de mi hermano aguardándolo. Mi hermano subía las escaleras traseras en el momento en que recordó que había dejado sus crepes en un envase para llevar, sentado en un altavoz en el sótano. Tomó la resolución de regresar. En este momento el sótano no está limpio, con líneas de visión terminadas, se hicieron tabiques, y la caldera y la unidad de calefacción primordial están exactamente en el centro. Conque una vez que mi hermano vuelve, está a puntito de recobrar su contenedor de comida, en el momento en que por el rabillo del ojo lo ve.

Es una figura sombría, justo en su visión periférica, este sentimiento de miedo y también incomodidad que se apoderó de mi hermano. Nos habían enseñado que si andas en presencia de un espíritu o bien espectro y sientes una mala vibración, para decir una veloz oración o bien maldecirlo. Mi hermano escogió lo último, esencialmente solo ha dicho: «Oye, vete a la mierda, no tengo tiempo para esta mierda».

Mi hermano comenzó a caminar hacia la parte posterior del sótano y subió velozmente las escaleras, cerrando las puertas y apagando las luces mientras que salía, el último interruptor de la luz está en el lado contrario de la puerta primordial… Afortunadamente la puerta se encontraba abierta y la luz de la farola anegaba la salón de estar con su luz ámbar. Mi hermano mencionó que sintió algo en la espalda, mas en ningún instante se dio la vuelta, en el momento en que activó el último interruptor el salón se obscureció, como el resto de la vivienda. En el momento en que salió, tiró de la puerta cerrándola tras , todavía manteniendo su contenedor de comida en una mano, bajó corriendo los pocos peldaños del porche, caminó hacia la puerta primordial… nuestra casa está lejos de la calle primordial, fundamentalmente tiene un enorme patio delantero mas no un estacionamiento trasero. Mientras que cerraba la brecha entre y su amigo el camión cargado, sonrió y pensó las cosas en su cabeza, enfadado consigo por asustarse en el momento en que no había razón.

Se subió al costado del conductor del camión, se puso el cinturón de seguridad y se preparó para escapar del estacionamiento justo enfrente de la vivienda, en el momento en que uno de sus amigos le preguntó: «Oye, espera, ¿qué sucede con tu hermano, no viene con ?».

Mi hermano respondió: ‘¿Qué deseas decir? Salió a trabajar temprano esta noche, ahora se fué, ¿ves su turismo en algún lugar?’.

La próxima pregunta que hicieron fue: «Entonces, ¿quién se encontraba caminando tras ti en el momento en que salías de la vivienda?

Vi una criatura extraterrestre.

En mi vieja casa, se encontraba sentado en mi pc, oyendo música en mi Ipod mientras que jugaba al WoW. Periódicamente, en instantes al azar. La pantalla parpadeaba y el volumen de mi Ipod se ajustaba hacia arriba o bien hacia abajo. Jamás pensé nada de esto, hasta el momento en que continuó haciéndolo solo en esa casa. Ocasionalmente dije «lo que sea, si le agrada la canción le agrada la canción».

No obstante, en esta casa tenía inconvenientes permanentes. Entre los cuales, sería el reposar en cama/salón de estar en dependencia de la noche y despertarme con un bajo sonido de gruñido… Sintiendo que el temor golpeaba mi corazón y oyendo el latido de mi en este momento estado de pánico… Procuraría moverme, para despertarme y ver lo que pasa. No pude. No las puntas de mis dedos se moverían… Totalmente consciente y con la capacidad de ver siluetas… Oigo / veo el silbido de mi gato y puedo sentir que me muevo mientras que la luz reluce sobre mis ojos y me duermo nuevamente. En un caso así particularmente, recuerdo haber despertado y visto a un hombre parado en este árbol de 100 pies en mi patio trasero. Un hombre altísimo y angosto. Reuní toda la fuerza que pude, levanté mi mano y le hice un dedo a este hombre. Tras lo que, instantaneamente me vuelvo a reposar con un «golpe». Escucho mi puerta posterior abrirse (en el segundo piso) y mis perros comienzan a ladrar/gimotear desde las escaleras de abajo… (Tenía 16 años y pesaba 250 libras, nadie me movía a ningún lado… siendo realistas, evidentemente). De todas formas, hasta este día. Juro que esa cosa era un ET. Pues lo vi múltiples ocasiones durante mi vida. Una vez, parado en la ventana de la cocina, que se encontraba a 2 metros del suelo. Esa noche particularmente, y en la primera casa donde viví. Acostumbraba a verlo en la ventana de mi dormitorio y me charlaba. La mierda más espantosa que he experimentado. Acabó en el momento en que me mudé de la última casa. En este momento tengo 21 años.

Vi un viejo espectro en una silla de ruedas.

A lo largo del huracán Gustav (en el 2008, creo), evacué a una iglesia en Baton Rouge con un amigo y su familia.

Al tiempo, había un asilo entero de jubilados en la iglesia. Mi amigo, su familia y compartimos una habitación juntos.

En esta iglesia, había un baño que era grande, afín a algo que estaría en una escuela principal (varios puestos, un urinario de abrevadero, etcétera.).

Una noche a lo largo de la tormenta, mi amigo y hicimos un viaje al baño. Las luces se habían apagado desde ese momento (en la mitad de un huracán y todo). La iglesia tenía una sensación mohosa y alucinante. Algo tal como en el momento en que apagas el aire acondicionado en una vivienda por unos días. El área que circunda la iglesia asimismo se encontraba muy apacible, en tanto que no había electricidad en la región.

El baño se encontraba a numerosos corredores de nuestra habitación. Conque cogimos nuestras linternas y salimos. Mientras que andábamos por un film pasillo, encendimos nuestras linternas enfrente, y allí, en el final del pasillo, se sentó un adulto mayor en una silla de ruedas (en la mitad de la noche sin nadie alrededor).

En este momento, este salón era impresionantemente film. Conque pudimos verlo, mas no vimos sus aspectos faciales, etcétera. En el momento en que comprendimos lo que hemos visto, nos hemos proporcionado la vuelta y nos observamos unos a otros, semi-freímos. Entonces, encendimos nuestras linternas hasta donde se encontraba , y no había nada allí. Fue tal y como si se hubiese desvanecido.

No hay señales, ni sonido… nada. No es necesario decir que arrastramos el trasero de vuelta a la habitación.

Escuché pasos espectros corriendo hacia mí.

Bien. Esto me pasó en el momento en que se encontraba en el centro. Era diciembre y terminaba de comenzar a nevar, esa noche. Mi mejor amigo y estábamos opinando y preparándonos para las eliminatorias estatales, que eran al día después. Estábamos escribiendo nuestros casos y, como siempre y en todo momento, nos luchamos por los datos de las situaciones. Fue una noche agotador y tensa. Por último acabamos nuestros casos cerca de las 3 de la mañana. Entonces, fuimos a mi habitación para pasar la noche.

Prácticamente tan rápido como entramos en mi habitación, oímos lo que suena como el agua que se prende en el otro radical de la vivienda. No es enorme cosa, probablemente mis progenitores, creo. Entonces, oímos que la puerta primordial se abre. Le dije: «Apuesto que mamá se despertó y deseaba algo de aire limpio». Tenía sentido. Verdaderamente creí que eso era lo que era. Hasta el momento en que oímos unos pasos impresionantemente pesados en mi salón de estar, que se dirigían a mi habitación. No eran los pasos de nadie de mi familia. Entonces se detuvieron. Mi amigo y nos observamos y nos asustamos, parados, congelados en mi habitación. Nos aproximamos y los pasos volvieron a comenzar, mas en esta ocasión corrían hacia . Los 2 nos hemos proporcionado vuelta. Nos sujetamos de las manos, por temor, y la puerta de mi habitación se abrió de cuajo. Los dos observamos la puerta. No había nadie. Corrimos al baño que está conectado a mi habitación. Cerré/cerró la puerta y me paré contra . En el momento en que al fin tuvimos las pelotas para llevarlo a cabo, corrimos a la habitación de mis progenitores, llorando y también histéricos. Por supuesto sorprendimos a mis progenitores al despertar. Afirmaron que ninguno de se había levantado. Mi padre agarró su arma y miró afuera. No hay huellas en la nieve, en ningún sitio de nuestra casa.

Tenía marcas en el cuello.

Mi hermano vivió una vez en un piso en el centro de Mt. Clemens, MI. El Clem era popular por ser un punto ardiente para «baños» en la época de la depresión y se encontraba lleno de actividad. En la actualidad tiene ciertas secciones estropeadas, aquí es donde mi hermano arrendó su piso. Era una vivienda enorme y desvencijada que en este momento se encontraba separada en múltiples pisos. De todas maneras, para sintetizar la historia, siempre y en todo momento aceptó vivencias extrañas, puertas de guardarropas que se abrían, cosas que faltaban, mas una particularidad era que siempre y en todo momento le faltaban boxers y lencería de su cajón. Aceptó que creía que su casa se encontraba hechizada y que el espectro se encontraba enamorado de . Jamás nada violento o bien perturbador, solo cosas extrañas.

Después comienza a salir con su futura ex–mujer. empieza a venir y nota que las extrañezas empiezan a acrecentar. Novedosas extrañezas han comenzado a acontecer, su novia siempre y en todo momento hallaba sus zapatos (que se dejaban en una alfombra en el apartamento) fuera de la puerta en el patio por la mañana. Siempre y en todo momento le comentaba a mi hermano que dejase de poner sus zapatos afuera, tenía un concepto del por qué razón mas no deseaba atemorizarla… además de esto, no le hacía daño a nadie, ¿verdad?

Bueno, las cosas comenzaron a empeorar, llega a casa del trabajo y su novia se quedaba allí mientras que no se encontraba, asegura que el quemador de la estufa proseguía encendiéndose, entraba en la cocina y se encendía, la apagaba y poco después se volvía a prender. Entonces, una noche mi hermano se lúcida en la mitad de la noche y ve a su novia sentada en el final de la cama, no solo la ve sino la siente cerca de sus pies, mirándolo fijamente. la llama a fin de que vuelva a la cama, no responde, conque la llama más fuerte diciéndole que venga a la cama y preguntándole qué le pasa. Su novia le pregunta qué hace, se da la vuelta y duerme a su lado, se da la vuelta, nadie está en el final de la cama. En este momento, está asustado mas no desea atemorizar a su novia a fin de que no venga a su casa.

Unas noches después, los dos están durmiendo y se lúcida con su novia chillando. mira y duerme, mas se sujeta a su cuello. No ve nada, conque comienza a chillar y a sacudirla para despertarla, tras varias sacudidas se lúcida llorando y aterrada. Comienza a contarle a mi hermano lo real que era su sueño de que una mujer la estrangulaba diciéndole que se fuera, que no pertenecía a ese sitio y que dejase en paz a su hombre. Su cuello tenía marcas rojas, probablemente de misma intentando de «defenderse» mas pensaban que era de otra cosa. Mi hermano se sinceró con y decidió investigar y conocer que la dirección donde vivían era un viejo burdel en los tiempos en que los bañistas ricos acostumbraban a quedarse. Mi hermano vivió en esa casa a lo largo de algunas semanas más antes que pudiese localizar un nuevo sitio, mas jamás volvió para pasar la noche, y jamás experimentó nada belicoso mientras que estuvo allí. Aún de esta manera, la cagó un tanto. Conozco a mi hermano y puedo mencionar en el momento en que engaña, esta mierda era lícita y en el momento en que charlaba de esto, podías ver lo emocionada que se encontraba.

Halló fotografías alarmantes en su teléfono.

La historia del niño que tomó prestado el teléfono de su madre para jugar y acabó quedándose dormido en cama. La mamá halla al niño durmiendo, toma su teléfono y mira las fotografías de su teléfono para poder ver una foto de esta media cara desquiciada de cerca y al niño durmiendo en el fondo.

Mi abuelo fallecido jugaba con mi bebé.

Mi hija nació con una traqueomalacia suave. El único «inconveniente» que ocasionó fue que en ocasiones hacía un sonido silbante en el momento en que respiraba, singularmente en el momento en que se encontraba excitada o bien modificada. Avanza de manera rápida hasta en el momento en que tenía unos 4 meses y una noche se durmió velozmente en su cuna. Su hermano más grande tenía la gripe estomacal ese día y había estado devolviendo. Creemos que el bebé no se había contagiado. Mas, un tanto tras acostarla, de pronto la oímos chisporrotear delicadamente en el monitor, entonces silencio por unos segundos, y después un GRAN lamento, que logró que mi marido como corriésemos aún más veloz a su habitación. Para en el momento en que llegamos a , se había vuelto a quedar en silencio. Hemos visto que se encontraba jadeando por aire, ahogándose, inútil de adecentar el vómito de su garganta o bien de tener un aliento limpio. Aun una vez que la levantáramos y limpiáramos la boca, prosiguió jadeando. Se puso azul y después gris en el momento en que la llevé de manera rápida a emergencias. Se había recuperado medianamente en el momento en que llegamos allí. Le brindaron oxígeno, radiografía de tórax, entonces una factura limpia y nos fuimos.

Avance veloz unas 2 horas después en el momento en que estoy de vuelta en mi habitación con durmiendo parado en un taburete de bebé junto a mí en cama. Mi marido y estamos hablando resumidamente sobre lo que habría pasado si el bebé no hubiese chillado tan prominente. ¿Habríamos reaccionado tan de manera rápida? ¿Se habría recuperado?

mismo entro y saliendo del sueño por el hecho de que no dejo de vigilarla. Entre las ocasiones, inmediatamente antes de despertarme totalmente, miré al pasillo y vi a mi abuelo, que había fallecido unos años antes. En el momento en que se encontraba vivo, no era el abuelo más implicado. Mas, en el momento en que conoció a mi marido (mi novio de entonces) tuvieron una conexión instantánea. En el momento en que murió, sus últimas expresiones congruentes fueron: «No llegaré a la boda del Sr. Altruitis, ¿o bien sí…?» Amaba bastante a mi marido.

De todas formas, lo veo en el pasillo esta noche. Está ahí parado con caquis y un polo con las manos en los bolsillos. En mi estado de sueño, veo a mis hijos, salvo al bebé, tirando de sus brazos y jugando con . Tiene una fácil sonrisa en su rostro, mira hacia la habitación del bebé y hacia mí y afirma: «Siento haberla hecho plañir, mas me alegra que esté bien».

La televisión se apagó en el momento en que entró en la habitación.

Mi amigo me contó una historia que le contó su padre.

Todos y cada uno de los días volvía a casa de la escuela y era el primero en llegar al menos una o bien 2 horas. Un día entró por la puerta primordial y la televisión se encontraba encendida y se apagó al momento. Se paró en la puerta por un momento, se dio la vuelta y salió. No volvió a ingresar en la vivienda hasta el momento en que sus progenitores llegaron.

Escuché susurros por toda la vivienda. Esta es una historia que no acostumbro a contar.

Prometo, francamente, que esto me marcó para siempre y si bien he buscado explicaciones sicológicas para lo que escuché y explicaciones naturales para lo que ocurrió, prosiguen siendo insatisfactorias.

En el momento en que era niño, le tenía temor a la obscuridad. Le juré a mi madre que escuché voces en . No eran malvadas, mas no eran familiares y de ahí que me atemorizaban. No era extraño que en la mitad de la noche me despertase y escuchase «susurros» como los llamaba en el momento en que le preguntaba a mi madre. se imaginaba que eran solo ‘golpes en la noche’ y el habitual material de pesadilla de los pequeños. Procuré explicarle comúnmente que era más que eso, que sonaban distintas unos de otros de la manera en que lo hacen las voces de la multitud.

Ciertas noches me amedrentaban tanto estos «susurros» que dormía en cama de mi madre con . Era una virtud añadida que el baño se encontraba de forma directa fuera de la puerta de su dormitorio para mis hormigueos nocturnos.

Debo añadir en este punto que en el momento en que salía al pasillo para ir al baño, miraba de manera directa por las escaleras que le llevaban a mi salón de estar en el primer piso (puesto que el dormitorio de mi madre se encontraba en el segundo piso).

Una de esas noches, cerca de Navidad, me desperté y sentí la necesidad de calmarme. Salí de la puerta y escuché precisamente la cita «¡Mira!» y para mi desconcierto, una luz roja, prácticamente como un foco, fue lanzada sobre la pared en el final de las escaleras. La luz no tenía otra fuente, se encontraba sola, y me quedé pasmado por .

Siendo un niño pequeño, y a pocos días de la Navidad, SABÍA lo que era esta luz. ¡¡ERA SANTA!! ¿De qué otra forma podría ingresar en mi casa para comprender que era un óptimo chaval. Se encontraba tan feliz que comencé a bajar las escaleras para saludarlo, acelerando mi ritmo tras el segundo paso mientras que comenzaba a escurrirse por la pared y a desvanecerse en la obscuridad de mi salón de estar.

Fue entonces en el momento en que lo escuché. Una voz realmente fuerte y masculina. Diferente a la primera. Para nada como la de mi padre (sin decir que no es masculino, solo que era precisamente diferente). Afirmaba «¡Prominente! En este preciso momento. Regresa a subir las escaleras».

Escuché, me di la vuelta, y lo que pasó después no estoy convencido de que lo creería si alguien me hubiese contado exactamente la misma historia. Tras llegar a la cima de las escaleras, escuché un fuerte CRASH que me envió corriendo a la cama de mi madre donde brinqué de forma directa bajo las sábanas y me quedé allí toda la noche.

En el momento en que nos amanecíamos por la mañana siguiente, las luces de poinsettia (pequeñas luces de flores de Navidad que relucían en colorado) que mi madre había puesto en la barandilla que bajaba las escaleras fueron tiradas de forma directa en el fondo de la escalera, ciertas rotas con lo que parecía un fuerte desgarro, yacían en un solo montón. El lavatorio seco de mi salón de estar se había caído de la pared. ¡Mi madre no podía comunicarlo! Mi padre se encontraba preocupado de que hubiésemos sido víctimas de un allanamiento de morada. Mi hermana lloraba.

No hacía falta nada, nadie había irrumpido, no parecía haber ninguna razón a fin de que esto sucediese. Y entonces lo vi, y me quedé mudo pues tenía tanto temor de no poder forzar las expresiones de mi boca.

Allí, en el borde del fregadero seco de madera que había estado viendo hacia arriba, había tres hendiduras donde el acabado de la madera se había desgastado, prácticamente como en un agarre fuerte. Algo allí abajo lo había tragado y lo había tirado. Eso fue lo que fue el golpe.

Se encontraba mortificado. Tras ese día no volví a oír ni solo una voz. No me agrada imaginar lo que me aguardaba abajo esa noche, si era algo, mas puedo mencionarle que la verdad era que algo había actuado físicamente sobre 2 cosas en mi casa cerca del fondo de esa escalera.

Tras esto, no había vuelto a oír otro susurro. Lo que es triste, pues de alguna forma me hubiese dado gusto agradecer al hombre (¿energía masculina?) que me había impedido bajar esas escaleras. Esto sucedió en el momento en que tenía 7 años (¡o bien 7 y medio! como me agradaba decir en ese instante).

Tengo 20 años en este momento, y gracias a este hecho todavía tengo temor de la obscuridad. Singularmente a las sombrías escaleras.

Sintió un espectro en su cama.

No recuerdo todos y cada uno de los datos pues mi padre me contó esta historia hace numerosos años, mas aquí va. En el momento en que mi padre era más joven y aún vivía en Polonia, y unos amigos hicieron un viaje y una noche eligieron quedarse en un espacio tipo bed and breakfast. Todo parecía habitual hasta el momento en que de pronto se despertó en la mitad de la noche. Me mencionó que sentía una suerte de presencia tras , conque se dio la vuelta lentamente mas no había nadie allí. Jura que ha podido sentir a alguien en cama con , adjuntado con un rápido cambio en la presión sobre la cama. Desapareció tras unos minutos y mi padre se volvió a reposar. Por la mañana siguiente se enteró de que un hombre había fallecido en esa cama una semana antes.

La ventana se abrió sola.

se encontraba en el penúltimo año de la facultad y vivía en un dormitorio que tenía popularidad de estar hechizado. Naturalmente, los RAs propagaron esto y nos entretenemos asustándonos a lo largo del primer mes de escuela. Los pisos que tenían la más grande reputación de estar embrujados eran el 2º y el 5º piso. Mi habitación se encontraba en el 5º.

vivía en el piso «En todo el mundo», si bien mismo no era en todo el mundo, conque mi compañero de cuarto era de Tokyo. En este dormitorio, cada piso alternaba un fácil, un baño y un doble, conque tres personas compartían un baño. Esta configuración se llamaba «suite» y la persona que vivía en la individual (o bien la doble, si se encontraba en la individual) era su «compañero de habitación». Mi compañero de cuarto era de El Cairo. Muy entretenido señoras, fue un enorme año.

Conque llego a casa a medianoche tras una extendida noche de chat en línea, y mi compañera de cuarto tiene la cortina clausurada entre nuestras mitades de la habitación. Me escucha ingresar y afirma: «¡Oh, estoy tan contenta de que estés aquí! Mientras que se encontraba en el baño, la puerta se abrió sola».

En este momento, disfruto de un secreto tanto como alguno, mas me agrada ser práctico en las cosas, conque naturalmente pienso que hay una explicación racional. Entro en el baño. La cortina del baño está clausurada, conque me asomo abajo. Naturalmente, la ventana está abierta como una pulgada. Me imagino que debe existir sido una corriente de aire.

Vuelvo a la habitación y le digo a mi compañero de cuarto, «Bueno, las ventanas están abiertas como una pulgada, conque probablemente solo voló la puerta». Mi compañero de cuarto se siente muy aliviado y afirma algo como, «¡Uf! Me alegro bastante de oír eso!»

Tiempo total pasado: unos 20 segundos.

Me doy la vuelta y vuelvo al baño para sacarme los lentes de contacto y cepillarme los dientes… y detenerme en seco. La cortina, que antes se encontraba clausurada, en este momento se encontraba abierta. Mas no se encontraba abierta, como alguien haría para poder ver por la ventana, sino más bien enrollada a cada lado, tal y como si se enrollase un periódico. Tal y como si alguien estuvo sentado en la ventana.

Miré eso a lo largo de unos 30 segundos. Apagué la luz. Volví a salir. Me fui a la cama, con contactos y todo.

Por la mañana siguiente, me llevó unos minutos desenrollar cada cortina y aplanarla a fin de que volviese a quedar plana.

Vi una sombra negra desde mi turismo.

Se encontraba en una cacería de espectros en la facultad con un tipo llamado Chris Fleming. Excelente, hicimos todo lo habitual en una cacería de espectros en la facultad, caminando a cuartos en teoría embrujados y ensayando cosas espectaculares, mas nada desquiciado. La localidad donde estábamos tenía un espacio particular llamado el Caballete Espectro. Era esencialmente un puente ferroviario en la mitad de un campo de maíz que tenía un sendero de tierra debajo. A lo largo de la cacería de espectros con este género que apareció en Aventuras Espectrales, le estamos hablando de este sitio. se encontraba entretenido y se apuró a pasar por el resto de la cacería de espectros de la facultad. , su asistente y ciertos de mis amigos llevaron 2 coches con su conjunto a este caballete de espectros. En el momento en que llegamos, un tren se aproximaba, conque nos entrevistó en cámara para contar la narración de este sitio.

La historia:

Hace un largo tiempo había una vivienda de campo (todavía está ahí mas reconstruida) y un granjero, su mujer y su hijo escaparon de un incendio en la vivienda. Asimismo se incendiaron los establos de los caballos. El granjero corrió a procurar salvar a los caballos antes que sucumbieran al fuego mientras que la mujer y el hijo fueron a saludar a un tren que pasaba por allí. La historia acaba con el granjero muriendo en el fuego del establo y mientras que la mujer y el hijo bajaban por el tren fueron golpeados y asesinados. Hasta hoy, si aparcas tu turismo bajo el puente mientras que un tren te cruza sobre su suposición para abrir otro planeta dimensional para lograr comunicarte.

Bueno, nos mostramos y como es natural a nuestra suerte hay un tren que viene. Todos nos asustamos y nos emocionamos mientras que el ocultista Chris Fleming procuraba estar comunicado. Todos estábamos tomando fotografías y empezamos a presenciar extraños errores tecnológicos. Mi cámara, que era la mía, comenzó a parpadear y a tomar múltiples fotografías. Lo mismo ocurría con nuestra cámara desechable que tenía el asistente de Chris Flemings.

En un instante particular comenzamos a conocer cosas por el rabillo de los ojos, y Chris procuró estar comunicado, mas algún espíritu que estuviese allí parecía más intimidado. (Chris) pensaba que era el espíritu del niño pequeño. Ocasionalmente veíamos una figura asomando la cabeza tras un muro de hormigón bajo las vías. Daba la sensación de que jugaba al refugio.

Puedo mencionar francamente que era joven y creía que esto era un engaño y solo entretenido a fin de que los universitarios lo fingieran. Hasta esta noche, en el momento en que tuvimos una vivencia profesional real, lo mismo que todos hicimos.

Adelántese a un año o bien 2 tras este acontecimiento. Vine a este sitio por vez primera desde la noche que fuimos con Chris Flemming. En esta ocasión era solo y mi entonces GF. Aparqué bajo el puente, apagué el turismo y las luces y saqué la llave del contacto. Estábamos bromeando juntos sobre de qué manera nos hacíamos viejos para estas cosas. Y en el momento en que miré por el espéculo retrovisor vi una sombra negra que destellaba por la ventanilla posterior de mi vehículo seguida de unos ruidos que sonaban tal y como si alguien corriese hacia mi turismo. Mi corazón jamás se aceleró tanto para poner la llave en el encendido y salir de ahí. Lo que sea, no daba la sensación de que nos quisiese allí y todavía debo conducir bajo o bien al lado del puente desde ese momento.

https://actualidadmundo.com/2020/07/26/historias-de-espectros-para-leer-en-la-obscuridad-2a-parte/

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies